Hablar de Piloto de Línea Aérea hoy es sinónimo de un Piloto Competente e Integral

0
1264

Las grandes Líneas Aéreas están sujetas hoy a estrictas normas internacionales, que les exigen trabajar constantemente la calidad en sus empleados, especialmente en aquellos temas relacionados con la Seguridad. Así los Pilotos deben ser competentes e integrales, lo que no solo conlleva a dominar las habilidades técnicas del vuelo, sino además las competencias NO TÉCNICAS que potencien las operaciones del vuelo.

Cada vez son más los jóvenes que ingresan a las Escuelas de Vuelo para aprender a volar y hacer de este quehacer su profesión, para lo cual disponen de distintas alternativas que les ofrece mercado. No obstante, un escaso porcentaje de sus alumnos alcanza la meta de ser contratados en las más grandes y prestigiosas Líneas Aéreas. En la gran mayoría de los casos no son seleccionados por no por poseer y ajustarse al perfil del Piloto, es decir, por un componente actitudinal.

En la actualidad, para llegar a formar un Piloto competente e integral, es necesario moldearse a los cambios que dicta la educación nacional e internacional, el cual se basa en el concepto de competencias. En el ámbito aeronáutico, específicamente en las Líneas Aéreas, el concepto de competencias se ha integrado en cada una de las áreas de formación que posee un piloto; el cual va desde la esfera de los conocimientos (SABER), pasando por las habilidades propias del vuelo en avión  y simulador (SABER HACER) y por último una esfera menos conocida, la cual es elSABER SER, la que se encuentra enfocada en fomentar el desarrollo de las competencias no técnicas y actitudinales que requiere un Piloto profesional.

Esta última esfera, la del SABER SER contempla que el piloto no solo ejecute de manera eficiente y eficaz la aeronave, sino que además su quehacer como piloto se encuentre en una constante alineación con los factores humanos; según la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), los factores humanos se refieren a las personas en sus situaciones de vida y de trabajo; a su relación con las máquinas, con los procedimientos y con los ambientes que los rodean y se refieren también a sus relaciones con los demás.  A partir de esta definición y la experiencia del trabajo realizado con los pilotos, se hace necesario entonces potenciar las operaciones de vuelo que mejoren las relaciones interpersonales, las habilidades de liderazgo, la comunicación, el proceso de toma de decisiones, el trabajo en equipo y el manejo del estrés y la presión, entre otras.

Todo esto ha dado como resultado que las Líneas Aéreas más importantes, hayan incorporado estos factores dentro del requerimiento del perfil de sus Pilotos, cumpliendo así con la normativa y favoreciendo además la Seguridad de las operaciones de vuelo. Es por esto, que resulta vital que en el proceso de formación de un Piloto, se comience a trabajar y/o intervenir de manera temprana y transversal las variables actitudinales, con el fin  de potenciar las competencias no técnicas, que le permita al Piloto Alumno desarrollar el perfil que busca el mercado aeronáutico: pilotos competentes e integrales.

Dejar una respuesta